Sólo el 2% de las frutas saben bien en Madrid

Frulog – Sólo el 2% de las frutas saben bien en Madrid

¿Sabías que según un estudio de la OCU en Madrid sólo un 2% de la fruta que comemos nos gusta y un 31% nos llega a disgustar?

Los españoles comemos fruta con mal aspecto, que no nos sabe bien, que tiene sabores extraños y texturas arenosas. Vamos, que sólo de leerlo se me revuelve el estómago. Al leer esto me pregunto si no llegar a los 400 gramos de fruta y verdura recomendados por la OMS es de lamentar o celebrar. (Comemos de media 280 gramos de fruta y verdura al día, excluyendo patatas).

Será que por querer comer de manera sana nos empujamos a comprarla, incluso cuando sabemos que nos va a disgustar. ¿Pero realmente tenemos que sufrir al hacer algo bueno por nuestra salud, como el que se pone a correr en una cinta, aunque la aborrezca? Pero vamos a ver, el que se obliga a correr sin gustarle lo va a dejar a las dos semanas, y si esto lo aplicamos a la fruta, no es de extrañar que sólo lleguemos al 70% de la cantidad de fruta que recomienda la OMS. Si nos tomamos un producto que no nos gusta ‘sólo porque tengamos que tomarlo’, el desastre está programado.

Y lo que muchos de mis amigos que están entre ahorradores y tacaños ya ni se plantean, ¿lleva la misma cantidad de nutrientes? Creo que los que habéis tenido que visitar inesperadamente el inodoro podréis responder esta pregunta por vuestra propia cuenta… aunque los hay que no paran hasta que no llegan al hospital con una intoxicación por solanina (guiño-guiño, codo-codo, SH). ¿Cómo va a contener todos los nutrientes algo que carece de su aroma natural? El engaño puede ser por pagar de más, pero también por pagar de menos y recibir un producto que no está en condiciones.

Al igual que podemos hacer ejercicio y disfrutar haciéndolo y así acabaremos creando un hábito saludable, podemos comer fruta y verdura que nos resulte ya no sólo agradable, sino que incluso un placer. No sólo nos aseguraremos de que esté rico, sino que también de que nos tomamos lo que creemos que nos tomamos, evitando toxinas, y nos aseguramos de recibir toda la dosis de vitaminas. Y volviendo a lo anterior, repetiremos, creando un hábito saludable. Aunque claro que es legítimo priorizar otras cosas, como esas zapatillas que tanto nos gustan, pero que no necesitamos realmente. Eso sí, hagámoslo sin engañarnos y a sabiendas de qué estamos sacrificando.

A ver si se nos cae la venda de los ojos, porque el despilfarro está en comprar un tomate que no sabe o coger una oferta en la “frutería low cost” que ya viene podrida por dentro de la misma manera que está en comprar cerezas en enero a 25€/kg traídas de la Patagonia, pero no lo está en comprar una naranja de mesa a 2,50€/kg, cogida en Valencia, fácil de pelar y sabrosa. Lo último es un placer y una inversión en vuestra salud. Además, si no tiramos, no desperdiciamos recursos, lo que supone una menor huella medioambiental.

Las recomendaciones de la OMS de consumo de 400g de frutas y hortalizas frescas al día – recomendación que da lugar a la famosa campaña “5 al día” – está al alcance de todos nosotros en Frudeli.es y además os lo traemos a casa para que, viváis donde viváis en Madrid, tengáis la garantía de poder estar entre y hacer crecer ese 2% que puede decir que le gusta la fruta que come.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies